Demo Blog

Promesas bajo la lluvia: 2) Momento inesperado.

by Natalia on Nov.22, 2009, under , , , , , ,

SEGUNDO CAPÍTULO DE "PROMESAS BAJO LA LLUVIA" ¿TE LO VAS A PERDER? ;)

Ya estábamos a dos paradas de la mía. Yo seguía sin hablar y Mike estaba cada vez más inquieto por la tensión que le producía el no saber que decir.
–Eh Mía… si mañana te apetece y te encuentras un poco más animada podríamos quedar otra vez. Para comer o algo.
Miré a Mike y le asentí con la cabeza.
–Te llamo mañana y te digo.
–Muy bien –se limitó a contestar mi compañero de trabajo Michael.
Anunciaron mi parada y eso me hizo bajar de las nubes.
–Te acompaño –me recordó Mike.
–Muchas gracias de verdad, siento estar hoy tan poco animada pero el perder el bolso por tercera vez y el estar tan cansada por el trabajo me deja sin palabras. Lo único que me hace ponerme un poco más contentilla es lo de Helena. Que suerte ha tenido –sonreí.
–Si, la vedad es que Helena tiene que estar orgullosa.
–Es una gran chica, se lo merece.
Michael abrió su paraguas y nos protegimos de la lluvia que comenzaba a caer de camino a mi apartamento.
–Gracias por acompañarme hasta aquí Mike. Siento hoy haber estado tan rara.
–No te preocupes –me dijo mientras me tocaba la mejilla con su mano derecha ya que la otra mano la tenía ocupada sujetando el paraguas.
–Te debo una. Así que cuando se me pase lo que quiera que me pase quedamos y te invito al cine o algo –sonreí sabiendo que le haría muy feliz aquello.
– ¿De veras?
–Si. Te lo prometo –volví a sonreír dándole un beso en mejilla.
Michael se sonrojó y cuando fue a devolverme el beso yo me puse la capucha de mi chaqueta y me fui hacia la puerta de mi apartamento.
–Nos vemos Mike –me despedí.
El chico estaba un poco desconcertado pero a pesar de evitar su beso el continuó con su sonrisa radiante y me despidió con la mano.
–Nos vemos preciosa –le leí los labios ya que lo dijo sin voz.
Entré en el portal y me quité la capucha. Pulsé al ascensor y tardó muy poco en llegar. Me monté y pulsé el número el diez, la última planta del edificio. Cuando llegué miré mi móvil y había dos llamadas de Helena. La verdad es que aunque hubiese perdido el bolso no pasaba nada porque el móvil, las llaves y la cartera los llevaba siempre encima ya que era de costumbre que perdiera el bolso. Éste solo lo llevaba para guardar algún periódico que me comprase, algún libro o el MP4. La verdad es que llevaba el bolso más bien para hacer bulto y así si me lo robaban no se llevarían gran cosa.
–Mierda no me he dado cuenta de que me ha llamado –dije al ver sus llamadas.
Entré en casa y vi a Helena detrás de la puerta, de pie como una estatua.
– ¡Helena! Qué susto me has dado. ¿Qué haces ahí?
–Esperándote boba. ¿Por qué no me has cogido el teléfono?
–Lo siento pero quedé con Michael y no me di cuenta del móvil. Lo tenía en silencio y acabo de ver las llamadas. ¿Qué querías, era algo sobre el hombre este que pregunta sobre tus cuadros?
–Ahora eso es lo de menos –me contestó rápidamente.
– ¿Qué sucede Helena? Me estás poniendo nerviosa.
–Mira –dijo mientras corría al salón a por una cosa.
Me adentré poco a poco en el salón y vi a Helena cogiendo mi bolso.
– ¡Vaya! ¿Lo has encontrado? Muchísimas gracias Helena pero… creo que eso no es motivo para estar así ¿no?
–Eso quiero decirte pero no me dejas porque no paras de hablar.
Puse los ojos en blanco y me reí.
–Bueno quizá sea yo la que no pare de hablar pero ahora eso no importa. ¿Sabes quién me ha dado esto?
– ¿No lo has encontrado tú?
– ¡No!
– ¿Entonces? –pregunté nerviosa.
–Lo ha traído un chico guapísimo –gritó Helena.
Yo me empecé a reír. ¿Qué más daba que lo hubiese traído un chico guapo? No se donde quería ir a parar mi compañera y amiga Helena.
– ¿Y qué pasa con eso Helena?
–Que ese chico es igual que el chico que me describiste ayer –explicó.
Mi corazón empezó a latir más y más deprisa.
–Bueno pero… habrá muchísimos chicos con esa descripción –contesté hábilmente.
– ¿Y qué lean también el libro de “Romeo y Julieta”?
De nuevo mi corazón volvió a latir con más fuerza haciendo que mil mariposas corrieran de un lado a otro dentro de mi estómago.
– ¿A quién se le ocurre apuntar su dirección en un trozo de papel y dejarlo dentro del bolso? –me preguntó Helena con burla.
– ¡Oh! Ese papel era para Selena. Una compañera el trabajo que me quería mandar cartas cuando se fuese de aquí. Éste es su último año entonces como a ella no le gusta Internet me pidió que le diese eso –le expliqué a mi burlona amiga.
–Eso ahora da igual lo importante es que él chico ha venido aquí.
– ¿Y si fuese él qué más daría? No volveré a verle.
–Le he pedido su número –dijo rápidamente Helena para que no la entendiese bien a la vez que me daba la espalda para evitar mis gritos pero aun así no lo consiguió.
– ¡¿QUÉ HAS HECHO QUÉ?!
–Eres una desagradecida. Encima que te consigo su número…
Me senté en el sofá a recapacitar. Esto se pasaba de castaño oscuro, no podía entender cómo había sucedido todo eso, era algo increíble.
–Ah y hay algo más… –dijo rompiendo el silencio Helena.
Mis ojos se posaron en ella sabiendo que algo más había hecho y eso me cabreaba muchísimo más. Empecé a ponerme de pie para tirarme a por ella para hacerla pagar por lo que había hecho aunque a pesar de todo, le estaba muy agradecida.
–Le dije que quedabais mañana en Hyde Park.
–Se acabó, ¡te mato Helena! –dije abalanzándome sobre ella.
Comencé a hacerla cosquillas ya que era su punto débil. Ella no paraba de intentar separarse de mí pero yo continuaba y continuaba.
–Desagradecida –reía.
–Mal nacida –contesté entre risas.
–A las ocho en Hyde Park –continuó diciendo.
– ¡HELENA!
–Encima que te hago ese favor… –me miró de reojo mi amiga.
– ¡Pero yo no se si es el chico que me encontré!
–Bueno pues si no es así te quedas con este y así te olvidas de ese chico.
– ¿Olvidarle? Pero si a mi no me gusta ese chico.
–Yo no he dicho nada de gustar querida –me dijo poco a poco Helena.
Me sonrojé y Helena se rió.
–Ya veo… no te gusta ¿eh? Tu verás lo que haces pero yo creo que es mejor no mentirte a ti misma, cuanto antes sepas si te has enamorado o no podrás reaccionar ante esa situación.
Decidí guardar silencio. Me quedé sentada en el sofá con las piernas encogidas y mirando a la nada. Helena preparó unas palomitas y puso la película que tanto me gustaba ver.
–Venga Mía, disfruta de la película y deja de pensar en esto ahora –me dijo Helena apoyando su cabeza en mi hombro.
–Gracias por… por todo Helena. Siento haberte dicho que has hecho mal pero si es él el chico… te lo agradeceré siempre.
Ella me guiñó un ojo y nos arropamos con una mantita para ver la película a gusto. La película por muchas veces que la hubiese visto me seguía haciendo reír e incluso llorar. Yo amaba la canción que salía en la película. La canción era “When you say nothing at all” de Ronan Keating. Siempre que tenía ocasión la escuchaba.
–Oye… tú sabes si él… dijo que si a lo de darte el número y a lo de quedar ¿de buenas maneras?
–Claro que si. El tenía una sonrisa increíble en la cara –se rió Helena.
Yo sonreí y miré hacia la pantalla cuando de repente volví a interrumpir.
–Oye Helena, ¿qué vas a hacer con el hombre que quiere comprarte los cuadros?
–Pues enseñarle todos y que me compre los que más le guste. La verdad es que sigo sin creérmelo y con esto que ha pasado de tu bolso no he tenido tiempo de pensar en ello pero bueno, no importa tanto. Lo mío solo es dinero, lo tuyo puede ser una felicidad para siempre.
– ¿Qué sentimental te has vuelto no? –me reí.
–Es lo que tiene echar de menos a la persona que amas.
– ¿Vas a ir a verle este verano?
–Ojala pudiese. No tengo dinero apenas, aunque si este hombre me compra varios cuadros a lo mejor puedo conseguir algo para ir a verle.
– ¿Él no puede venir verdad?
–No… el allí no trabaja. Sus padres le mandan el dinero muy justo siempre –se entristeció.
–Pues entonces véndele los cuadros a ese hombre y consigue el dinero –la animé abrazándola –si ya ha venido alguien preguntando por tus cuadros seguro que vienen muchos más.
–Ojala sea así Mía –sonrió mientras miraba en la pantalla del móvil la foto de su novio.
–Venga, vamos a seguir viendo la película –dije quitando el pause.
La película continuó y las palomitas se acabaron rápido. El bol se quedó encima de la mesita que había enfrente del sofá. La televisión era vieja pero la película se veía genial. El ruido del aire y la lluvia golpeaba con fuerza las ventanas amplias del apartamento. De pronto la canción de Jason Derülo, “Whatcha say” empezó a sonar haciendo que el móvil de Helena se iluminase y vibrase.
–Es Antonio –me dijo con alegría.
Me limité a esbozar una sonrisa y continué viendo la película sola ya que Helena se había ido a hablar con su novio, Antonio. Pasaron veinte minutos cuando Helena apareció de nuevo en el salón dejando el móvil en la mesita.
– ¿Qué parte me he perdido? –preguntó.
–La de cuando Anna (Julia Robets) le lleva el cuadro a William (Hugh Grant) y le dice que le quiere.
– ¿Cuándo él la rechaza?
–Si –asentí.
Ya quedaba poco para que la película finalizase pero ese tiempo se me hizo intenso. Como ya dije, la película la había visto mil veces pero aun así me parecía interesante cada momento. Cuando quise darme cuenta la lluvia había cesado pero el viento continuaba susurrando por las calles de Londres. Era pleno verano pero no se podía evitar las lluvias en esta ciudad.
La película ya estaba acabando, quedaban diez minutos exactamente. Helena se agarró a la manta y sus ojos se humedecieron.
– ¿Vas a llorar? –vacilé.
– ¿Tú no? –me contestó también de modo vacilón.
–Si… –le dije.
–Pues yo no –me sacó la lengua y me sonrió –Esta película es bonita.–Así es –contesté dejando caer unas lágrimas cuando salió la escena en la que William y Anna salían en el banco, William sentado y Anna tumbada acariciando su vientre el cual estaba engendrando a su hijo.
0 comentarios more...

0 comentarios

Publicar un comentario

¿Te gusta el libro "Promesas bajo la lluvia"?

¿Te gusta el libro "Lágrimas de cristal"?

Con la tecnología de Blogger.

Fondo

.

Contador de visitas

contador de visitas

Musica

Chat

No dudes en pasarte ;)

libretadesuenos.blogspot.com literaturayouthfantasy.blogspot.com
http://lovingmeghannebynes.blogspot.com

Afiliame =)

Historias Create your own banner at mybannermaker.com!

fondo

Looking for something?

Use the form below to search the site:

Still not finding what you're looking for? Drop a comment on a post or contact us so we can take care of it!